La Influencia del Liderazgo sobre los Partidos Políticos

· Partidos políticos, Uncategorized
Authors

RESUMEN

Son muchas las transformaciones que están sacudiendo la política en los últimos tiempos. Así por ejemplo, ante la evolución social y el desarrollo de los medios de comunicación, la personalización de la política ha supuesto una revalorización de la figura del líder. Éste tiene ahora un enorme protagonismo, por encima incluso del partido, lo cual implica, además, una serie de cambios en éste. En el presente artículo examinaremos someramente las razones del cambio en los partidos políticos y la naturaleza de las modificaciones impulsadas por el líder. Nos fijaremos, para ello, en los casos de los principales partidos del sistema político español, el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) y el Partido Popular (PP).

Palabras clave: Partido Político, Liderazgo, Cambio, PP, PSOE

Con el presente artículo hemos podido constatar cómo la evolución histórica y el devenir social (principalmente el desarrollo del Estado de Bienestar y la elajación de los cleavages, que dan lugar a nuevos tipos ideales de partido y a una nueva dorma de relación de éstos con la ciudadanía) afectan a los partidos políticos, los cuales acometen una serie de reformas o cambios para poder sobrevivir. Los partidos adaptan sus estrategias a las diferentes demandas que manan de la sociedad, ajustando, por ejemplo, sus programas, como sucede con el partido catch all, al centro ideológico en el cual se auto-posicionan la mayoría de los votantes.

Sin embargo, los partidos no son actores pasivos ante el cambio, en ocasiones son sus principales impulsores, como sucede en los albores de la extensión del sufragio, cuando los partidos socialistas reclaman la igualdad de acceso al voto, y más tarde partidos de toda ideología asumirán una estructura semejante, la de partido de masas, para responder al gran incremento de la población con voto. Un ejemplo más reciente que avala nuestra afirmación puede hallarse en la moderación ideológica adopatada por el PSOE al abandonar el marxismo, y, especialmente, en la refundación del PP, en los 90, y su viraje hacia posiciones liberales.

Con tales cambios, (una confluencia de factores exógenos y endógenos, coincidiendo con Sánchez Medero, 2012:136), y a pesar de la distancia que se asume separa a los partidos de la ciudadanía, especialmente en nuestros días, cuando escuchamos constantes referencias a la crisis de los partidos, éstos saben siempre reinventarse para continuar siendo el principal actor de los sistemas políticos contemporáneos. Así, ante la creciente importancia de los medios de comunicación, y especialmente, la televisión, y las condiciones que ellos imponen, como apunta Sartori en Homo Videns, los partidos han recuperado como figura capital la del líder, destino de la lealtad de las masas (Michels, 1962:72). El liderazgo, por otra parte, como proceso de construcción dialéctica, es además una necesidad social (véanse Rico Camps, 2009:23 y Linz en Robles Egea, 2005:9).

De esta manera, la consolidación del fenómeno de personalización de la política y la reaparición de los líderes, que ya tuvieron en nuestro país una importancia capital durante la Transición, resultan fruto de un pacto latente entre la sociedad y los partidos, y otros actores, no desconocidos, pero sí con nuevas cotas de poder, como los medios de comunicación.

El surgimiento de líderes fuertes como los estudiados ha conducido a una serie de cambios en las estructuras organizativas tanto del Partido Socialista como del Partido Popular. Podemos establecer semejanzas en ambos casos, como son la redefinición ideológica y la concentración de poder en la figura del líder, por lo que quizá Ostrogorski, (2008:61) entendiera que los partidos suplantan el papel del ciudadano en democracia y los considerase “instrumentos de tiranía y corrupción”.

La concentración de poder y la moderación ideológica nos permiten situar a los partidos españoles, por otra parte, próximos al modelo catch all, aunque igualmente cercanos al tipo descrito por Katz y Mair, dada la interpenetración Estado-partido que se sucede en el momento en que un partido llega al poder, máxime en circunstancias de mayorías absolutas, como las que se dieron bajo los liderazgos de González y Aznar.

Como organización de dos niveles, el contexto en el cual opera el partido es una variable fundamental en su estudio. Es debido a la evolución y las mutaciones en el entorno que se produce el declive de los líderes, y que éstos se suceden de manera simétrica. En el momento en que un nuevo líder llega a posiciones de preeminencia en el partido (en los casos estudiados, los líderes aunaban poder informal y formal, derivado de su posición en la cúspide de la organización, que, en cualquier caso, no es sinónimo de liderazgo) imprime una serie de cambios en él. El origen, formación y rasgos (la ecuación personal) de cada uno de los líderes a los que hemos prestado atención es diferente (sucesión de liderazgos, cambios en el entorno). Mas los tres líderes aquí considerados (Felipe González, José María Aznar y José Luís Rodríguez Zapatero) reconstruyeron sus respectivos partidos en una situación de crisis y los llevaron a obtener o recuperar el poder, con lo que también produjeron un cambio en sus contextos externos, convirtiéndose en partidos de gobierno. Los líderes se han comportado, así, como nexo entre los dos niveles de proyección del partido,

Hemos examinado, así, sucintamente, las razones del cambio en los partidos políticos, prestando especial atención al cambio que, en su estructura organizativa, supone la consolidación del liderazgo y la personalización, tratando de explicar los motivos de dichos fenómenos, entre los cuales se encuentran las nuevas formas de comunicación política y el rédito electoral obtenido por la construcción de líderes. Se ha abordado, igualmente, aún de forma somera, la noción de líder, y de su importancia en relación con el partido, desde un punto de vista teórico y ejemplificado en las tres figuras consideradas.

Se entiende que con ello se han cumplido los objetivos planteados a la hora de afrontar esta investigación ( a saber: una definición de las nociones de liderazgo y líder, cuáles son las razones que nos explican el protagonismo que dichas figuras han asumido en los últimos años, en detrimento del propio partido, y qué otros cambios son visibles en los partidos políticos, amén de su personalización, derivados del ejercicio mismo del liderazgo, y porqué cambia el partido) y esperamos haber sido capaces de aportar algo de luz a cuestiones tan complejas y relevantes para la ciencia política como las expuestas,y resultar, de algún modo, útiles para el desarrollo futuro de nuestra disciplina.Autora: Rocío Alarcón Rasero.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: